Por estas alturas, ningún desprevenido puede dudar que las ambiciones políticas y los deseos del intendente de San Martín Gabriel Katopodis, son precisamente, no seguir al frente del distrito el año que viene.

Es por ello que con el afán de afianzar su figura en otros territorios donde es poco conocido, las frases hechas y vacías que lanza incesantemente el “hombre slogan” de San Martín, tienen como único objetivo las críticas constantes al presidente Mauricio Macri.

Por más que se empeñe en negarlo, no es ningún secreto que el cuasi mandatario ha delegado de hecho todas las funciones para las que fue reelecto a una persona de su extrema confianza.

Nos referimos a Marcela Ferri (esposa del senador Provincial Fernando Moreira).

En efecto, en la última sesión del año pasado del Concejo Deliberante de San Martín, se aprobó la licencia del intendente Gabriel Katopodis desde el 2 de enero hasta el día 6 del mismo mes, aunque muchos sostienen que el mandatario extenderá la fecha hasta diciembre, esperando cumplir su deseo de asumir una banca en el legislativo nacional.

Marcela Ferri

Muchos dirigentes del Pj zonal con ambiciones de poder, se manejan con cautela y esperan agazapados entre malestar e incertidumbre, porque por el momento el panorama es incierto.

Nadie se anima a afirmar cuál será la próxima jugada del griego. Todo depende de cómo se acomode el tablero electoral de cara al 2017.

Si bien algunos se atreven a asegurar que Katopodis no jugaría en una hipotética boleta junto a la ex presidenta Cristina Kirchner, el carácter camaleónico del mandatario sanmartinense hace dudar a más de uno.

En ese sentido y para embarrar aún más la cancha, en los últimos meses se lanzó desde el seno del katopodismo, una operación de prensa que afirmaba que el mandatario tenía el visto bueno desde provincia, para jugar en una colectora junto a la gobernadora María Eugenia Vidal.

Todo es un juego de estrategia en la mente de Katopodis.

Lo que es cierto es que el mandatario se habría sincerado con algunos allegados y habría asegurado que ya no soporta más estar al frente del municipio.

Fuentes extraoficiales, confirmaron que en una reunión íntima, Katopodis habría confesado que “no ve la hora de que sea el 10 de diciembre”. Fecha de su supuesta asunción en caso de ganar la elección.

Otra frase alarmante vertida en ese marco por el jefe comunal dejo a más de uno estupefactos: “el narcotráfico tiene tomado todo el municipio, yo no puedo hacer nada”, aseguró en tono pesimista para la sorpresa de los presentes.

Un intendente que dejaría su cargo por un puesto en el legislativo y sería reemplazado por una mujer. Varios analistas afirman un parámetro con lo vivido en tiempos del ex intendente Pablo Landolfi, quien fue reemplazado por Mary Pacheco en los peores momentos de San Martín.

Se volverá a repetir la historia?.

Dejar respuesta

3 × 1 =