Según el portal La Nación, un minucioso informe patrimonial elaborado por la Prefectura Naval, que analizó los movimientos bancarios de López, su esposa María Amalia Díaz y sus hijas, además de otros movimientos, como compras de divisas y operaciones con tarjetas de crédito, fue incorporado a la causa.
En este marco, Delgado requirió una serie de medidas complementarias por considerar que hubo omisiones de bienes no contempladas hasta ahora, tanto en las declaraciones juradas presentadas por López ante la Oficina Anticorrupción como en las informadas por su esposa ante la AFIP.
El juez de la causa, Daniel Rafecas, consideró que la investigación contra el ex funcionario ya está concluida, y requirió la elevación a juicio. La pesquisa dio por probado que López ocultó, mediante testaferros, la propiedad de un chalet de Tigre y un departamento de Recoleta, además de los US$ 9 millones que revoleó sobre el tapial del convento y que nunca pudo justificar.
Se detectaron bienes que no estaban exteriorizados y otros a los que, aunque declarados, se le habían asignado valores equivocados“, dijo el fiscal Delgado.
El exfuncionario manifestó haber terminado su gestión con bienes por $ 1,9 millones.
Para el fiscal, lo más saliente del informe de la Prefectura fueron los datos de movimientos bancarios. “Los montos que manejaban eran mucho mayores a los consignados“, aseguró. De acuerdo con el escrito, en la cuenta sueldo de López del Banco Francés, donde se depositaban sus haberes del Ministerio de Planificación, se detectaron “múltiples depósitos inusuales en efectivo, con cheques y otras transferencias de las que no se logró determinar su origen” de entre $ 40.000 y $ 60.000.
Además, una cuenta de ahorro del Banco Macro, había sido declarada por López en 2010 por $ 201.000. De acuerdo al peritaje, el saldo inicial de la cuenta se constituyó con un plazo fijo de$ 402.000 y se liquidó en 2014 por un importe final de $ 805.000.
Delgado apuntó que López y su esposa siempre declararon sus depósitos en moneda local. Pero -dijo- existieron fondos en divisa extranjera. “La Prefectura concluyó que la sumatoria de todas las operaciones arrojaron la tenencia de 175.000 dólares, 6000 euros, 510 libras y 9000 reales”, consignó el escrito. Al tipo de cambio de hoy, esas tenencias superarían los $ 3 millones.
Mientras tanto, en el entorno de López sostienen que no existieron movimientos extraños porque “no hay nada de eso”.

Dejar respuesta

15 − 2 =