La gobernadora de la provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal, habló con Romina Manguel de todos los temas de la provincia, de su gestión y del trabajo que realiza con su equipo.

Como responsable del  gobierno no hemos dejado pasar una sola irregularidad sin denunciarla, hay denuncias en IOMA Lotería de la Provincia, Ministerio de Trabajo, por hechos de corrupción, en el Ministerio de Desarrollo Social por beneficiarios que no existían…

En este marco la mandataria aseguró que “denunciamos todo, pero lo que no hicimos fue hacer de la denuncia nuestro eje de gestión sino buscar respuestas”.

Aseguró que “a los bonaerenses nos duele la situación de la provincia pero estamos trabajando; hay mafias en los tres poderes y una enorme mezquinada de parte del Gobierno Nacional que escatimó recursos durante años”.

En este contexto Vidal sentenció que “no pacto con la impunidad de Scioli ni de nadie; yo no construí mi vínculo con la gente en función de la denuncia, denunciar es una responsabilidad de todo funcionario pero la gente espera mucho más de mí y de mi equipo”.

Al ser consultada sobre lo que se esperaba de su gestión y lo que mucha gente y muchos dirigentes políticos aseguraban antes de su llegada a la gobernación provincial, fue contundente.

Decían que no íbamos a poder enfrentar a la mafia de la policía, ni pactar con los intendentes del conurbano ni ponernos de acuerdo con los docentes, pero acá estamos, un año después trabajando en conjunto con todos los sectores”.

Sobre las negociaciones salariales, la mandataria ratificó que la propuesta de aumento a los docentes estará basada en la pauta inflacionaria prevista por el Gobierno Nacional para 2017 que no superará el 18%.

Y redobló la apuesta “plantearemos que en mayo o en noviembre nos volvamos a sentar y ajustemos por INDEC alguna diferencia que pueda surgir”.

En este marco pidió que las discusiones salariales con los maestros se dé “con los chicos dentro de las aulas y no fuera”.

Además habló de la campaña electoral, ratificó que no es tiempo de hablar de candidaturas en Cambiemos sino de trabajar.

Dijo esperar que no haya una campaña sucia ya que, recordó, “en la campaña de 2015 la pasé realmente muy mal”.

Consultada sobre los cortes de energía y los problemas con la empresa EDELAP, aseguró que siguen muy de cerca la situación de la compañía eléctrica para mejorar la situación de todos los bonaerenses.

Finalmente respecto de la polémica generada durante la inundación, días en los que ella se encontraba de vacaciones, disparó, “viendo cómo respondió mi equipo, cómo se trabajo y los resultados obtenidos, nada hubiese cambiado si yo estaba acá, fueron sólo seis días y fueron muy importantes para mis hijos”

Dejar respuesta

4 × 1 =