Se terminaron las vacaciones y es por eso que en el “Parque San Martín” ya comenzaron a calentar motores los integrantes del plantel de Central Ballester. La ilusión de continuar por la buena senda -hoy en puestos de octogonal- es el mayor anhelo de los de José León Suárez. Y para lograr esto, el cuerpo técnico puso manos a la obra: armado de la plantilla, amistosos y metas. En el primer ítem, por los momentos las bajas son las únicas noticias ya que Akira Taira, Matías Carrizo, David Yepez y Sebastián Antúnez dejaron de ser jugadores canallas. En materia de altas, es sabido que Roberto Romano y Gabriel Farías están en la búsqueda de un delantero que acompañe a Federico Sellecchia, algo que se volvió “caótico” desde la lesión de Hernán Orrego. Truncada la posibilidad de Lucas Tiedemann, quien finalmente se inclinó por la oferta de Liniers, se están analizando variantes porque “no nos queremos a apurar”, como expresó Beto Romano. Más allá de no contar con caras nuevas, la continuidad de Juan Pablo Ghiglione, Santiago Correa, Leandro Argüello y el Chofe Sellecchia, quienes fueron tentados por otros equipos de la categoría, es una cuestión más que positiva. Incluso, el Gordo Argüello limó asperezas para seguir vistiendo la auriazul.

En el plano futbolístico, el cacique disputó dos amistosos. El primero fue frente a Atlético Las Campanas, conjunto que milita en el Federal “C”, y arrojó un empate 1 a 1, con gol de Omar Chávez, y una derrota por 2 a 1. En este último cotejo vieron acción varios futbolistas suplentes y jugadores a prueba. El segundo encuentro de preparación fue contra Laferrere, en el predio de los villeros. El partido entre los titulares, donde el canalla formó con Juan Pablo Ghiglione; Damián Achucarro, Pablo Lucero, Santiago Correa, Fernando Gelenchir; Facundo Uñate, Emmanuel Marengo, Leandro Argüello, Hernán Medina; Omar Chávez, Federico Sellecchia; fue triunfo para el local con gol de penal de la Tortuga Fernández, el siguiente fue para la visita con goles de Tomas Carballo y Franco Velázquez, y el restante para fue los comandados por Salvador Pasini.

Otro de los deseos para este año del mundo Central Ballester es la creación del estadio propio algo que Luis Orquera, presidente normalizador, destacó cuando habló con la gente de “Sangre Canalla” (Radio Magna AM 680)al expresar “queremos que las inferiores empiecen a jugar en el predio de Sarratea 10500, algo que si los tiempos acompañan se podrá dar a partir de Marzo o Abril”.


Claudio González

@clgonzalez07

Dejar respuesta

cuatro × dos =