Según se informó, con el incremento de las asignaciones, que se hará efectivo con los sueldos que se cobran en octubre, una familia tipo con un ingreso de 15 mil pesos que hasta ahora percibe asignaciones por 1.932 pesos pasará a cobrar 2.318 pesos.

Además, se incrementó en forma simultánea los tramos y topes que dan derecho la percepción de la asignación. Ahora, el tope máximo de ingresos familiares será de 73.600 pesos, lo que supone un aumento del 145% respecto de 2016, cuando era de 30 mil (en mayo de ese año se duplicó a 60 mil pesos).

Con esta nueva suba, 7.200 trabajadores de la administración pública provincial, que hasta hoy no lo hacían, comenzarán a percibir asignaciones.

Por otro lado, el Instituto de Previsión Social (IPS) anunció que las jubilaciones mínimas tendrán un incremento del 12,96%, también a partir de septiembre de este año. De esta manera, 5.142 jubilados pasarán a cobrar 4.750 pesos, un incremento de poco más de 500 pesos. En ese marco, la jubilación promedio en la provincia pasará a ser de 20.811 pesos.

DE

Dejar respuesta

15 + ocho =