Son de hormigón, pesan más de tres toneladas y aparecen en distintos barrios. Qué buscan transmitir?.

 

Unos enormes huevos gigantes de color gris sorprenden por estos días a los vecinos de Vicente López. ¿De qué se trata? Es una obra de arte compuesta por 30 piezas ovoideas de hormigón en escala humana que están siendo colocadas en plazas y otros espacios públicos de ese distrito.

La intervención se llama “VIDA: conciencia planetaria”, ideada y llevada a cabo por el artista Juan Blas Doberti.

El objetivo es concreto: generar conciencia sobre la preservación de la vida en el mundo. “Los huevos pesan tres toneladas y media cada uno, son macizos y su finalidad es establecer un registro perdurable de la conciencia planetaria de hoy en día. ¿Por qué huevos? Porque encontré en ellos la representación más contundente de la idea de la vida”, explica Doberti.

En Olivos, Florida, La Lucila y Munro ya se pueden encontrar algunas de las esculturas.

El Paseo del Viento (Borges y el río), la Reserva Ecológica (Paraná y el río), la Plaza Amigos de Florida (San Martín y Juan B. Justo, al lado de la estación), la Plaza Güemes (Ricardo Gutiérrez y Sargento Cabral) y el cruce de Avenida Del Libertador e Hipólito Yrigoyen cuentan con sus huevos de cemento.

“Las piezas están apoyadas de manera natural con la punta inclinada levemente hacía abajo como su gravedad lo permite. Siempre están apoyadas sobre césped, ya que los huevos descansan sobre la tierra. Y también se eligieron esos lugares en relación a la accesibilidad para los vecinos, porque se promueve la visualización y uso”, agrega.

En febrero terminarán de colocar las últimas 12 piezas y todas quedarán instaladas de forma permanente.

Dejar respuesta

1 × uno =