Mientras el oficialismo del Consejo Escolar de San Martin intenta deslindar responsabilidades hacia el gobierno provincial, padres y docentes de la Escuela 24 de José León Suárez reclaman por el pésimo estado edilicio del establecimiento.

 Según se puede observar en el portal del Consejo Escolar, a poco menos de 100 días del segundo mandato de Katopodis, el presidente Daniel Spriano, afirmaba que  “se debió tomar la decisión conjunta de clausurar 4 aulas y el sum por peligro de derrumbe”.

 Lo realmente cierto, es que esta situación es de larga data y que se fué profundizando aún más  por culpa de los vaivenes políticos del intendente y la falta de obras realizadas por la gestión del ex gobernador Daniel Scioli.

 Por estas horas, padres y docentes del establecimiento dijeron basta a la falta de respuestas, y amenazaron con continuar las protestas.

Una de las madres asegura que “el intendente está al tanto de esto, visitó el colegio el año pasado cuando el colegio celebró sus 100 años y dijo hacerse cargo, eso fue en octubre”, confiesa.

Según confirman los padres, desde el municipio sólo se hizo “un blanqueo de la fachada”, pero las obras necesarias siguen esperando.

El dato tragicómico lo dió el mismísimo presidente del cuerpo, al afirmar que se enteró de la protesta por medio de las redes sociales. En ese sentido quedó al descubierto una evidente utilización política de la triste situación que viven a diario los niños, el oficialismo rápidamente salió a deslindar su responsabilidad, culpando sin tapujos al gobierno de Vidal.

En los tiempos en donde el mandatario sanmartinense hacia campaña por el massismo, desde el consejo se los denunció por la falta de información acerca del destino del Fondo Educativo proveniente de la Nación, que la Provincia de Buenos Aires coparticipa con los municipios. La denuncia también remarcaba sub ejecución de fondos y publicidad engañosa por parte del municipio.

 En ese entonces, el consejero escolar Jorge Carpenter afirmaba que “el Intendente le está mintiendo a la comunidad”, y denunciaba que “a través de distintos reportajes a la prensa, su anunció que ya se habían instalado en los establecimientos educativos nuevos termotanques, heladeras, freezers y cocinas. Nosotros nos dimos cuenta que no era verdad, pero teníamos que demostrarlo. Por eso empezamos a hacer un relevamiento con las directoras de los colegios y llegamos a fin de septiembre con un informe por escrito con la firma de 150 directoras que certifican que no han recibido ninguno de estos elementos”.

Ante tanta incertidumbre y pases de factura, restaría saber a ciencia cierta al igual que en años anteriores, cuál es el importe real que Katopodis posee en concepto de Fondo Educativo, cuanto se ejecutó y cuál es su destino real.

Dejar respuesta

4 × 5 =