El Gobierno municipal estaría evaluando una ola de despidos para los próximos meses, y proyectaría esa tendencia para 2018 y 2019.

 

Luego del paupérrimo papel del intendente Katopodis en las últimas elecciones, en donde solo fue elegido por 9 de cada 100 vecinos, no son pocos los que confirman la existencia de listas negras, que si bien no serían vinculantes, integradas en su mayoría por empleados que se negaron a apoyar al mandatario bajo presiones y promesas poco creibles.

Los documentos aun se mantendrían en estricta reserva dentro del municipio y, para preservar a la fuente periodística, no se muestran en esta nota. La existencia real de las listas mencionadas fue corroborada luego con fuentes oficiales.

Mientras los rumores se acrecientan cada vez más, en las últimas horas varias voces se expresaron al respecto, conscientes de que este sería el recorte de personal más importante desde la asunción de Katopodis.

Consultados por medios zonales en ese sentido, el secretario general de ATE, Enrique Peresan, se mostró inflexible: “Queremos dejar bien el claro que desde ATE no vamos a permitir ni un solo despido. Si tocan a uno, tocan a todos”, afirmó.  Los demás gremios municipales, aún continúan en silencio y con bajo perfil.

Otro actor que se expresó al respecto fue el concejal electo de Unidad Ciudadana, Hernán Letcher, quien en la última sesión del HCD remarcó su posición: “no quiero el ajuste de la provincia, pero tampoco quiero el ajuste municipal”, aseguró el edil kirchnerista a la vez que denunció que “ya estarían circulando las listas de empleados municipales que serán despedidos”.

Mientras que hace pocas horas, Katopodis logró aprobar su presupuesto para el año entrante por $5.350 millones, llamativamente las denuncias por despidos injustificados o producto de persecución política en San Martín, son inversamente proporcionales al apoyo que aun cosecha el mandatario comunal.

Dejar respuesta

14 − 9 =