En medio de la polémica desatada entre el intendente de San Martín, Gabriel Katopodis y el Ministerio de Transporte de la Nación por el Metrobus de la Ruta 8, desde Prensa Critica inauguramos la sesión “Resistiendo al archivo”. Un aporte más a la memoria del vecino.

Corría el año 2007. En ese entonces, el intendente Ricardo Ivoskus, negociaba con el gobierno nacional por el arreglo definitivo de la Ruta 8.

En ese marco, Fernando Moreira, quien hoy es el Jefe de Gabinete de la administración de Katopodis, encaraba una campaña de protesta por la Ruta 8. “Le pedimos al ejecutivo municipal que destine fondos para el arreglo de la Ruta”, sostenía.

Asegurando que “mientras se resuelve con el gobierno nacional o provincial la solución de fondo de la Ruta, el gobierno municipal puede hacerse cargo aunque sea en parte para solucionar sectores que son intransitables”.

Moreira iba mas allá y aseguraba: “Me parece que los vecinos no pueden seguir esperando. Queremos autorizar al ejecutivo, a que destine fondos del Plan de Recuperación Vial para ponerlos en función de los arreglos de esta arteria clave de San Martín. Sabiendo que no es un resorte directo del ámbito municipal, pero que por lo menos ayude a paliar y que después pueda tramitar con la provincia las obras de fondo”.

Todo cambia y el hombre de confianza del intendente era contundente en su reclamo: “El eje es que el municipio debe hacerse cargo de los problemas de los vecinos”, afirmando políticas que hoy no pueden sostener desde la gestión. Demagogia o convencimiento?

El arreglo comenzó finalmente en el 2011, pero el cambio de intendente y algunos desentendimientos políticos, llevaron a la paralización total de las obras.

Dejar respuesta

11 + doce =