Un policía mató a un adolescente de 13 años e hirió a otros dos porque, según declaró, intentaron robarle el auto en las últimas horas cuando transitaba por Billinghurst, partido de San Martín.

Familiares y amigos de las víctimas apedrearon a los peritos que llegaron al cruce de las calles Ocampo y José Hernández, en el noroeste del conurbano, donde se produjo el tiroteo y luego intentaron incendiar la casa del policía que disparó contra los jóvenes.

Según fuentes policiales, tres jóvenes armados habrían intentado robarle el auto al policía que vestía ropas de civil y se produjo un enfrentamiento que terminó con uno de los jóvenes muerto y los otros dos heridos en las piernas.

La policía estableció que el joven fallecido era un adolescente de 13 años y los heridos de entre 16 y 17 años, los tres con domicilio en la zona.

Familiares y amigos de los jóvenes, enterados de lo ocurrido, se concentraron en el lugar del enfrentamiento y apedrearon a los peritos por lo que se debió reforzar la seguridad.

Otro grupo de personas llegó hasta la casa del policía e intentó incendiarla por lo que se reforzó la seguridad frente a la vivienda con efectivos de la Jefatura Departamental de San Martín.

Instruye actuaciones del caso la comisaría quinta de San Martín, mientras que las pericias están a cargo de Gendarmería Nacional.

Clarin

Dejar respuesta

19 − cinco =