Lino Villar Cataldo, el médico acusado por matar de cuatro tiros a un ladrón en San Martín, contó cómo vive hoy: “Mi hijo tuvo que abandonar la casa por las amenazas de muerte que recibía”.

 

Durante su participación en La noche de Mirtha, el médico acusó a la fiscal: “Ella quería afirmar su teoría, nunca hizo un trabajo científico como corresponde en estos casos. “Si hubiese trabajado como corresponde, hubiera demostrado que el arma estaba en el cantero”, agregó.

Jamás pidió mi pantalón para examinar porque quería demostrar su teoría”, acusó. Qué lástima que no estoy muerto, así no viviría perseguido, siguió el hombre.

En ese sentido, Cataldo aseguró que la Justicia le da un mensaje “tristísimo” a la sociedad: “Ladrones, sigan haciendo lo que están haciendo”.

“Cuando ocurría el hecho yo tenía temor de que los cómplices me atacaran, fui a mi consultorio, dejé el arma y volví a salir para ver al delincuente, para ver si le podía salvar la vida, y estaba muerto”, reveló. “Es mucho más fuerte lo que uno lleva adentro como médico”, concluyó.

Minuto1

Dejar respuesta

Once + catorce =