Con poco más de 20 mil votos, el mandatario sanmartinense se convirtió en el oficialista menos votado de los últimos 34 años.

Las elecciones ya quedaron atrás y varios intendentes del conurbano se aprestan a transitar los últimos dos años de su mandato con Concejos Deliberantes más heterogéneos y controladores.

Este es el caso del partido de San Martín, gobernado por intendente Gabriel Katopodis, quien logró cosechar un escaso 9.39% de los votos. El pésimo papel de la lista apadrinada por el mandatario, sólo fue apoyada en octubre por 9 de cada 100 vecinos, llegando a renovar solamente una banca de todas las que puso en juego.

Si bien las comparaciones son odiosas, para el mandatario sanmartinense que obtuvo poco mas de 20 mil votos, se trató de la peor elección desde la vuelta de la democracia para un oficialismo municipal de ese distrito.

Algunos analistas no dudan en afirmar, que las causas de tal catástrofe estarían dadas por por la sumatoria de varios factores. La falta de obras y un evidente atraso en el distrito, se suman a la pérdida de identidad política del intendente debido a sus interminables garrochazos.

El cachetazo electoral fue de tal magnitud, que los votos que logró el oficialismo en octubre pasado, ni siquiera le alcanzaron para superar los porcentajes obtenidos en las PASO de años anteriores. (Ver cuadro)

En resumidas cuentas, Katopodis, no solamente fue castigado en las urnas por los sanmartinenses, sino que también perdió el apoyo del empleado municipal, echando por tierra cualquier intención de volver a pelear por el máximo sillón de San Martín en el 2019.

Votos con los porcentajes obtenidos por las listas oficialistas desde el año 1983

Dejar respuesta

diecisiete − 9 =