Con la necesidad de encontrar esa regularidad que mostró en la primera parte del campeonato, Central Ballester se medirá con Lugano con la intención de continuar en el lote que pelea por el segundo ascenso.
Derrota frente a Yupanqui, un foco infeccioso que afectó a varios futbolistas y suspensión del partido contra Argentino de Rosario, esa fue la semana negra de Central Ballester. Ya con un poco de “normalidad”, Roberto Romano prepara el partido contra Lugano, el colista del torneo y que hace siete partidos que no gana. Para el duelo en el “José Maraños”, el entrenador “canalla” no podrá contar con los expulsados Ezequiel Argüello y Emmanuel, además de Nicolás Pérez y Juan Ignacio Ghiglione, lo más afectados por el virus que atacó al plantel “auriazul”. Para reemplazar al “Gordo”, habrá que ver en que condiciones se encuentra Julián Zalazar, quien llegó sobre el cierre de pases y arrastra una molestia en una de sus rodillas. Por su parte para ocupar el lugar del “Nenu”, se barajan los nombres de Nicolás Fratto, quien se encontró involucrados entre los averiados por su estado de salud, el juvenil Thiago Gomez o improvisar con Santiago Correa. Entre las vueltas, existe la posibilidad de que Fernando Gelenchir, ya recuperado de una gastroenterocolitis que lo tuvo a maltraer, regrese al once ideal.
Por el lado del “Naranja”, que viene de perder con Muñiz, Silvio Maidana contará con las vueltas de Manuel Brandón y Leonardo Silva, quienes vieron la roja en la despedida del 2016 frente a Argentino de Rosario.
Claudio González
@clgonzalez07

Dejar respuesta

7 − 5 =