Maira  Amézquita, una ciudadana venezolana que ahora reside en San Martín, tuvo  que marcharse de su ciudad natal, dada la profunda crisis que atraviesa el país. Emigro solo con su pequeña hija de 4 años, teniendo que dejar con gran dolor por el momento a sus 3 hijos mayores.

 

Entrevistada por prensacritica.net y en compañía de la edil de Cambiemos San Martín Verónica Dalmon,  Maira aseguró “nos han quitado todos los derechos que nuestra Constitución nos garantiza: El derecho a marchar, opinar, votar, a expresarnos libremente y mientras matan a nuestros muchachos el presidente Maduro baila en el Palacio de Miraflores. El gobierno se burla del pueblo”, consideró.

Asimismo consideró que “todo es muy triste, por la situación tuvimos que dejar nuestros hijos y familiares, la casa, nuestras cosas, afectos y a mis 43 años  empezar de cero. En Venezuela hay una impunidad total, puedes matar a cualquier persona, y si la persona que comete un delito pertenece al gobierno, peor todavía. Maduro lo dijo, si estás elecciones no las ganamos por las buenas las vamos a ganar por las armas”, sentenció.

Maira se sinceró afirmando haber votado Chávez porque tenía una esperanza de cambio que nunca llegó, pero añadió que “ahora la pesadilla continúa con el presidente Maduro”.

Finalizando la entrevista aprovechó para agradecer al pueblo Argentino por la hospitalidad brindada, “tienen un país maravilloso, no obstante algunos problemas como todos los países, pero no deberían quejarse tanto, Argentina estuvo en peligro de convertirse en una Venezuela por la vinculación del gobierno anterior con Chávez y Maduro”, y añadió:  “quiero dejar bien claro que por esta consideración nadie me pagó, no pertenezco a ningún  Movimiento político, ni de mi país, ni de Argentina”.

A su turno, la edil de cambiemos visiblemente emocionada, aprovechó para condenar las violaciones a los derechos humanos en el país hermano; “no solo son muertos los que fallecen por una bala, son muertos también aquellos que no tienen medicamentos o aquellos chicos que no tienen un litro de leche”, condenó Dalmon.

Dejar respuesta

cinco × 3 =