Se registraron nuevas amenazas simultáneas en colegios del distrito. La tendencia no se detiene. La justicia intenta dar con los responsables de este mal que afecta a cientos de chicos día a día.

 

En medio de una campaña candente, varias decenas de amenazas de bomba fueron registradas en distintos establecimientos educativos del partido de General San Martín.

Este miércoles, se registraron dos nuevas amenazas en el Tupac Amaru y el Vera Peñaloza.

Fuentes policiales confirmaron a este medio que no se hallaron aparatos explosivos en las instituciones y que se trató, en todos los casos, de falsas alarmas. Asimismo los directivos de los establecimientos siguieron con el protocolo establecido y evacuaron a todos los estudiantes hacia un lugar seguro.

Días atrás, había sido noticia el hecho de la evacuación del colegio secundario al que asisten las hijas de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, que alteró los índices de preocupación de la mandataria y el sector político.

Por este motivo, y ante las reiteradas amenazas de bombas en los colegios de la provincia, se analiza la posibilidad de que los padres de los chicos que sean detectados en falsas amenazas de bombas en las escuelas deban pagar el costo de los operativos: combustibles, horas hombres, gastos generados por la situación en general.

Las redes sociales reflejan la preocupación por lo que está sucediendo en distintos lugares del país y bajo el hashtag #AmenazasDeBomba, medios y ciudadanos se expresan en torno a un problema que está provocando dolores de cabeza en autoridades educativas y de seguridad, que al momento estudian estrategias para frenar las llamadas con amenazas falsas y concientizar a la población sobre todo lo que implica movilizar a las brigadas antiexplosivos, bomberos, policías, inspectores de tránsito y alumnos.

Simple broma o plan sistemático de desestabilización?.

Dejar respuesta

17 − 12 =