La ciudad de Villa Ballester nació a partir de los terrenos de la chacra de Miguel Ballester y Flotat. Esta quedó en manos de varios herederos, pero fue Pedro Ballester quien —a fines de los años 1880— vio la posibilidad de crear un pueblo con el loteo de todas estas tierras. La oportunidad sería un negocio seguro, teniendo en cuenta la proximidad con una estación de ferrocarril (inaugurada en 1895), y el crecimiento desmedido de Buenos Aires, de la que se encontraba relativamente cerca.

Puede señalarse como fundación este primer loteo de 141 manzanas, ya que luego se le fueron agregando a la ciudad distintos loteos, aunque el loteo original siempre se considera como el casco histórico. La fecha de fundación se fija el día 26 de octubre de 1889.

La geografía de la localidad, con ciertas ondulaciones del terreno (sobre todo en la zona oeste de la ciudad), y su clima privilegiado le valieron la denominación de Córdoba Chica.
Villa Ballester no solo atrajo a numerosas familias porteñas, que huían del hacinamiento de los conventillos, sino también a acaudalados señores -muchos de ellos franceses- que edificaron sus casas quintas y mansiones, tanto para el descanso veraniego o como vivienda permanente (siendo la más emblemática la Residencia Poletti, de estilo villa renacentista, ubicada en la esquina de Profesor Aguer y José Hernández -hoy demolida-).

Antigua estación de tranvía de Villa Ballester, cerca de 1900.

En la actualidad, todavía quedan en pie algunas de estas edificaciones.
En las primeras décadas del siglo XX recibió un notable número de inmigrantes alemanes, que dejaron testimonio de su influencia en la localidad con sus típicas construcciones, estableciendo centros educativos —Hölters Schule, Deutsche Schule/Instituto Ballester— y una institución deportiva, la Sociedad Alemana de Gimnasia de Villa Ballester.

Terratenientes, hacendados, empresarios, intelectuales y artistas contribuyeron a su florecimiento, dejando huellas imborrables en la memoria y la fisonomía de la villa; como el caso del Club Bristol, fundado en 1925 por el galerista Alejandro Witcomb, ubicado en la calle Pueyrredón, entre República y Buenos Aires, conservando hasta el día de hoy su inconfundible fachada neo-colonial.

Villa Ballester fue declarada ciudad mediante el decreto provincial Nº 9955, el 30 de mayo de 1983. Fue firmado por el entonces Gobernador de facto de la Provincia de Buenos Aires, Jorge R. Aguado.

Accidente de Tren en el año 1939. Villa Ballester. El techo al fondo es el cine Sarmiento

Origen del nombre

Lo debe con seguridad a la sociedad creada por Pedro Ballester y Guillermo LacrozeSociedad Villa Ballester, con la cual se dirigió el loteo que derivaría en la creación de la villa. Ballester es una familia que tiene una relación de larga data con el partido y la ciudad. Las tierras del pueblo se asientan en lo que fue la chacra de don Miguel Ballester y Flotat.

Su hijo, Félix Ballester, tuvo una importante actuación en la creación del partido de San Martín, donde se encuentra la localidad. Finalmente el nieto de don Miguel —junto con otros parientes suyos— propició la creación del pueblo.

Pedro Ballester

Dejar respuesta

2 × 2 =